Los más vendidos

Pendientes de Plata 

Pendientes de Plata

Sin ninguna duda, los pendientes son un accesorio imprescindible de casi todas las mujeres y, en los últimos años, también de algunos hombres. Si echamos la mirada atrás, descubriremos que este complemento ya se utilizaba en la Edad Media y desde entonces la tradición ha llegado hasta nuestros días.

Actualmente, y como hemos comentado anteriormente, los pendientes forman parte del día a día de una mujer y son un imprescindible en su joyero. Son un elemento decorativo utilizado normalmente con fines estéticos.

Entre todos los tipos de pendientes que existen, nosotros nos centramos en los pendientes de plata. Y es que existen un sinfín de modelos y opciones para todos los gustos.

Más

¿Cómo clasificamos los pendientes de plata?

De botón: Son aquellos pendientes que van pegados al lóbulo de la oreja. Pueden ser de diferentes formas y encajan perfectamente con todos los looks. Son ideales con el pelo recogido y combinados con otras joyas como pulseras de plata o anillos de plata aportan un aire sofisticado y chic.        

Largos o colgando: Este tipo de pendientes tiene una base de la pueden colgar piedras, cadenas, plumas o otros elementos decorativos. Los pendientes de plata largos quedan colgando por delante de la oreja.  

Aros: Como indica su nombre, estos pendientes de plata tienen forma de aro y son un must have cada temporada. Pueden ser más sencillos o estar decorados con piedras o algún tipo de relieve. Asimismo, están disponibles en diferentes tamaños: más grandes o más pequeños.

Además, los pendientes pueden ser de plata rodiada o de plata chapada en oro. En el primer de los casos, y como hemos comentado anteriormente, los pendientes de plata tienen un baño de rodio, lo que aporta a la joya un mayor brillo y aumenta su resistencia. En el segundo, la joya lleva una chapa de oro, es decir está cubierta por una capa de oro.

La principal diferencia entre un baño y un chapado es el grosor de material. Mientras que en el caso del baño la cobertura es apenas de 0,1 a 0,3 micras, en el chapado esta cifra aumenta hasta 3,5 – 10 micras.

Ahora que ya conocemos las principales tipologías de pendientes de plata, nos fijaremos en una parte muy importante de los pendientes: el cierre.  ¡Toma nota! 

Los 4 tipos de cierres que debes conocer

Cierre a presión: Uno de los más utilizados para los pendientes de plata de botón. Fáciles de utilizar y colocar son muy cómodos porqué fijan perfectamente la joya con la oreja y son ajustables.

Cierre de rosca: Principalmente se usan para los pendientes de niñas pequeñas porqué impiden que se claven el pernio mientras duermen. Su funcionamiento es muy sencillo: se coloca el pendiente y, posteriormente, se enrosca el cierre.

Cierre tipo gancho o ‘hippie’: También conocidos como cierre de anzuelo es ideal para los pendientes largos o colgando. El gancho puede ser abierto y cerrado, en función de si se quiere una mayor fijación o no. Los pendientes con gancho son muy fáciles de colocar, pero debemos tener cuidado cuando nos sacamos alguna prenda de ropa que no se enganche.

Cierre catalán: Se trata de uno de los cierres más seguros y a la vez antiguos. Es una mezcla entre el cierre a presión y el de gancho. Decimos que se parece al de presión porqué una palanca articulada debe engancharse en un pequeño agujero al otro lado del pendiente.

Cierre omega: Recibe este nombre por su semejanza con la letra omega.  Es un cierre que se usa principalmente con los pendientes grandes y voluminosos y es muy seguro, fijando perfectamente el pendiente en la oreja.

Cierre de aro: Como indica su nombre es el cierre utilizado para fijar los pendientes de aro para que no puedan caer cuando nos movemos.

¿Qué plata utilizamos en Toque de Plata?

Todas nuestras joyas están elaboradas con plata Esterlina o plata de Ley 925, compuesta por un 92,5% de plata y un 7,5% de cobre. Este último material le confiere a la pieza resistencia y dureza.

Asimismo, muchos pendientes de plata tienen un baño de rodio. En este caso hablamos entonces de la plata rodiada. El rodio pertenece al grupo del platino y comparte las características de la plata. Asimismo, el rodio posee muchas otras ventajas, como por ejemplo al bañar las piezas estas tienen un acabado más brillante, parecido al oro blanco.

Además, el rodio es un material muy resistente e hipoalergénico, por lo que es ideal para aquellas personas que puedan tener alergia a la plata.

¿Cómo limpiar los pendientes de plata?

El uso continuado de pendientes puede hacer que se ensucien o parezcan más gastados de lo que realmente están. Por este motivo, te recomendamos que mensualmente los limpies para que luzcan como el primer día.

Antes de empezar es importante conocer la cantidad de plata nuestros pendientes y vigilar elementos como piedras, circonitas u otras decoraciones que tenga la pieza. En caso de duda te recomendamos que los limpies con un poco de agua tibia y un trapito.

Otra opción es sumergir tus pendientes con bicarbonato sodio y dejarlo actuar durante unos 5 o 10 minutos. Posteriormente sécalo con una gamuza.

¿Cómo y con qué combino los pendientes?

Como te hemos comentado en anteriores ocasiones, no existe una regla escrita para combinar tus joyas de plata. Nuestra recomendación es que escojas una joya protagonista, los pendientes, por ejemplo, y adapta tus pulseras o collares a la pieza principal.

Si te decides por unos aros grandes o unos pendientes largos, apuesta por anillos o collares de plata finos y discretos. Si tu look se completa con pendientes de botón puedes jugar más con anillos voluminosos o un collar de plata largo.

No hay productos

Estar determinado Envío
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Precios con IVA incluido

Revisa