03 septiembre 2019

Anillos con piedras, ¿cómo debes cuidarlos?

El cuidado y limpieza de tus joyas es una rutina que debes tener muy presente y los anillos con piedras no son una excepción. Las joyas con un uso más frecuente en tu día a día son aquellas con más posibilidad de deteriorarse si no tienes un especial y constante cuidado con ellas.

anillos con piedras

Los anillos son el complemento que más debes cuidar pues al estar entre tus dedos soporta toda la actividad de las manos: los golpes, los movimientos, el contacto con diferentes superficies, etc. Así pues, cuidar y mantener limpios los anillos con piedra es imprescindible y altamente necesario si quieres lucir durante más tiempo tus joyas como el primer día.

Cómo limpiar los anillos con piedras

Es necesario diferenciar entre la suciedad que puede tener una joya y el desgaste de la misma que es el resultado de la aparición de rayaduras y arañazos. Si tu anillo de plata padece un desgaste en su superficie es recomendable que te dirijas a una joyería de confianza para que la revise y pula de forma correcta por un auténtico profesional del sector.

En cambio, si simplemente tu anillo con piedras está sucio puedes llevar cabo algunas técnicas perfectamente asequibles en tu propia casa.

Existen varias técnicas para una correcta limpieza de tus joyas de plata para así conseguir, por ejemplo, mantener tus pendientes de plata como el primer día. No obstante, los anillos con piedras son un poco más especiales en estos métodos, pues la piedra es más delicada y debes ir con cuidado al limpiar la joya. Los dos métodos principales para asegurar que la piedra de tu joya no se daña son los siguientes:

anillos con piedras
  • Agua y jabón neutro: junto con la ayuda de un trapito, agua y jabón neutro frota la joya con tacto y lentitud. Cuando la seques hazlo con cuidado para evitar que la joya pueda engancharse al trapo. También puedes dejar los anillos en remojo unos diez minutos.
  • Gamuza: existen gamuzas especiales para joyas de plata que puedes usar para frotar suavemente tus anillos con piedras.

La limpieza debe ser periódica, por ejemplo, realizarla una vez al mes es suficiente para mantenerlas limpias y poder lucir con más ganas tus joyas.

Cómo guardar los anillos con piedras

Un error muy fácil de cometer, especialmente cuando se acaba el día, es llegar a casa y quitarse las piezas de joyería que te has puesto a lo largo de la jornada. Muchas veces estas joyas acaban juntas y desordenadas unas encima de otras en el fondo de una caja o en la mesita de noche.

Recuerda que las joyas deben guardarse en un joyero los cuales poseen espacio suficiente para que tus joyas estén ordenadas evitando el contacto con otras piezas y así no causar rayaduras. A falta de un joyero también es una buena opción el uso de pequeñas bolsitas individuales para cada pieza.

anillos con piedras

No usar anillos con piedras en ciertos momentos

Los anillos, como se ha mencionado antes, son el tipo de joya que más sufren, pues al estar en nuestras manos se ven sometidas a muchas de las actividades que realizamos con ellas. Cocinar o lavar los platos sucios son acciones que pueden dañar la joya. Sin ir más lejos, cuando utilizas crema hidratante de manos, el contacto con el material también puede provocar su desgaste.

anillos con piedras

Así pues, en estos casos se recomienda sacarse el anillo cuando se lleve a cabo una u otra acción y volverlo a vestir una vez has acabado.

Cuidar de tus joyas favoritas es muy fácil por lo que no hay excusa para lucir cada día estas piezas tan elegantes.