20 agosto 2019

Diferencias entre pulseras de plata y brazaletes

¿Alguna vez te ha pasado que has dudado al referirte a joyas como pulseras de plata o como brazaletes? ¿O has visto pulseras de plata con la descripción de brazaletes? Es normal confundir ambas terminaciones al observar la forma y el diseño de la pieza.

pulseras de plata

Las tendencias y las nuevas modas en el mundo de la joyería han hecho que la línea de distinción entre ambas piezas sea cada vez más fina, pues el diseño de las joyas se innova constantemente acercándose cada vez más la una a la otra.

¡Pero no te preocupes! La verdad es que son bastante fáciles de diferenciar. Hay dos elementos clave para poder afirmar si la joya que tienes entre las manos se trata de una pulsera de plata o un brazalete: el tamaño y la posición de la pieza.

Tamaño de las pulseras de plata y los brazaletes

El tamaño es un elemento clave que te puede ayudar a diferenciar las joyas.

Cuando hablamos de pulseras de plata, éstas suelen tener un tamaño menor, es decir, su superficie es más fina. La razón básicamente se debe a que las pulseras tienen por objetivo embellecer las muñecas, por lo que no suelen ser grandes piezas. No obstante, como ya se ha mencionado, las modas cambian y se busca la innovación, por lo que es normal encontrar pulseras de un tamaño superior, pero sin perder la elegancia propia de éstas.

pulseras de plata

Los brazaletes, en cambio, se caracterizan precisamente por su gran tamaño. Los orígenes del brazalete se remontan a la Edad del Bronce seguida de los egipcios que lo usaban para representar el poder económico del portador. Su gran tamaño hace posible un diseño lleno de formas distintas y la gran superficie permite colocar piedras preciosas e inscribir símbolos o figuras. Para adaptar esta joya a tiempos más modernos se pueden encontrar brazaletes de un material más fino pero que acaban produciendo figuras que ocupan una gran superficie.

pulseras de plata

Asimismo, en la antigüedad muchos de estos brazaletes de forma cilíndrica no hacían un giro completo, es decir, no cerraban el círculo. Este diseño que algunos brazaletes comparten y que es muy distintivo de este tipo de joya, se trasladó al diseño de algunas pulseras. Por esa razón cuando vemos una pulsera de plata abierta, enseguida pensamos en un brazalete, aun cuando su forma es pequeña y fina. Recuerda que, aunque el diseño sea parecido sigue siendo una pulsera y no un brazalete.

La posición de las pulseras de plata y los brazaletes

Por último, y quizás el elemento más fácil de distinguir, es la posición de las joyas.

Una pulsera se coloca única y exclusivamente en la muñeca. Tenga la forma que tenga o el diseño que posea siempre irán colocadas en la zona de tu muñeca.

Los brazaletes, en cambio, siempre se han situado a lo largo del antebrazo e incluso también se pueden colocar en el codo. No vamos a negar que debido a las modas y tendencias que se han vivido en el mundo de la joyería, mucha gente al vestir sus brazaletes los colocaba en la muñeca. Por suerte, ahora que ya eres una experta en diferenciar entre pulseras de plata y brazaletes podrás vestir correctamente ambas piezas sin preocuparte de hacerlo de forma incorrecta.

El siguiente paso es disfrutar y lucir de ambas joyas y combinarlas para crear looks increíbles.

¡No esperes más!